Como la sangre en el cuerpo…

REZANDO CON LAS PALABRAS DE NUESTRO PUEBLO

En el 2004, el P.Fernando Ortiz (sacerdote argentino que caminó 8 años con la Virgen de Guadalupe y el Cristo Negro desde Guadalupe Méjico, hasta Luján, uniendo los pueblos de Latinoamérica en la fe común) decía en un encuentro nacional de santuarios:

El pueblo de Dios que viene a nuestros santuarios es como la sangre en el cuerpo. Ustedes vieron que la sangre en el cuerpo va recogiendo todo el desgaste del cuerpo y vuelve como cansada, con necesidad de recuperación, al corazón. El corazón la bombea a los pulmones y los pulmones la devuelven purificada y después el corazón de vuelta la bombea al cuerpo. Esta imagen ayuda a pensar lo que es este Pueblo de Dios que viene a los Santuarios. Esta experiencia de Santuarios, este encuentro en el corazón pasando por los pulmones, de alguna manera, nuestro pueblo que trae el dolor, que trae angustias, que trae el cansancio, no sólo de ellos, sino de todo su medio, vuelve rejuvenecido a sus espacios naturales de la casa, del barrio, y del trabajo y realiza su misión evangelizadora. Una invitación a contemplar este dinamismo de la gente como la sangre recorre nuestro cuerpo. Es el servicio del pueblo de Dios que trae el cansancio de nuestro pueblo y lleva de la Virgen, de Jesús o de los Santos, la vida nueva.

Un modo muy valioso de sabernos Iglesia, Pueblo de Dios, es el de ir rezando los unos por los otros. 

Para profundizar en este camino, puedes leer:

https://recursospastoralescomunidadesrurales.wordpress.com/2016/10/24/padrinos-de-oracion/

https://recursospastoralescomunidadesrurales.files.wordpress.com/2016/11/comunic3b3n-de-los-santos.doc

Aquí te proponemos el rezar con las mismas palabras, que usan los peregrinos de nuestro Santuario de la Virgen de Huachana, para dirigirse a Dios. 

Sigue diciendo el P.Fernando Ortiz:

Es la Iglesia la que tiene, desde los santuarios, que buscar el trasfondo del alma de nuestro pueblo, el tesoro espiritual que trae. Allí está sembrado el Evangelio… Todo eso hay que intuirlo y buscarlo en el pueblo cuando viene. No sólo atenderlo bien y despedirlo, sino que hay que buscar cómo hacemos para entrar en ese corazón lleno de recuerdos, lleno de una memoria que ni ese pueblo recuerda, pero hay que extraerla. Heridas para sanar y un tesoro para rescatar. En ese pueblo que viene ya está lo que debemos decir, pero hay que dejar que salga. Para eso hay que buscar técnicas que nos da la ciencia, hay que desarrollar la intuición, hay que rezar y contemplar mucho. Hay que combinar todo eso. Y hay que bajar los decibeles en nuestra actividad. Alguno atajando los penales en la primera línea de la frontera, pero hay que generar espacios donde esto otro se pueda ir cocinando.

Para profundizar en este valioso tesoro de los cuadernos de intenciones, puedes leer:

https://recursospastoralescomunidadesrurales.wordpress.com/2016/07/17/huachana-un-santuario-en-la-espesura-del-monte-santiagueno/

Vamos, entonces, a algunas de estas oraciones, para irlas rezando pausadamente y entrando con todo el corazón en el sentimiento del peregrino “anónimo”, que, gracias a este poder inmenso de la oración, se nos hace hermano y “muy nuestro”:

ORACIONES PEREGRINOS

cuadernos-de-intenciones-1-noviembre-2016

cuadernos-intenciones-2-diciembre-2016 

cuadernos-intenciones-3-marzo-2017

cuadernos-intenciones-4-abril-2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s